La Fotografía es el alma del instante fijo, la síntesis de un proceso entre realidad, imaginación y autor. Permite congelar el espacio en un tiempo determinado, convirtiendo esta mágica acción en arte y ciencia.