La Fotografía es el alma del instante fijo, la síntesis de un proceso entre realidad, imaginación y autor. Permite congelar el espacio en un tiempo determinado, convirtiendo esta mágica acción en arte y ciencia.

miércoles, 24 de octubre de 2012

¿RETOQUE, MANIPULACIÓN O AJUSTE?



Nos empeñamos siempre en  clasificar las cosas según el encaje de nuestra perspectiva de la realidad. Es como si el ser humano precisara el metodismo y el orden para dar sentido a su estado de vida. La vaciedad ideográfica marca las tendencias del arte actual, al menos en los medios ortodoxos de la expresión gráfica.

La Fotografía es puro arte, independientemente para el fin que se utilice. Jamás debe ser esclava de la realidad o fantasía de la cual se alimenta. Desde el momento en que el fotógrafo decide y encuadra lo que va a fotografiar, ya está retocando esa realidad según su forma de verla y entenderla. El control de la luz, el ángulo, los ajustes de cámara, la selección del instante, son ya puntos de retoque de esa realidad que se pretende interpretar. Probablemente otro fotógrafo verá esa realidad de forma muy distinta. Por tanto, la Fotografía nunca puede ser el registro exacto y único de la realidad porque depende del sujeto que la registra y del momento en el que queda registrada.

La Fotografía es una interpretación de la realidad, no la realidad en sí. Su dinámica interna se alimenta de la libertad de movimientos e ideas. Mucha gente piensa que la Fotografía debe ser pura, sin retoques ni ajustes, pero la Fotografía pura no existe, forma parte de su proceso natural de constante alteración y ajustes, como el pintor que pincela varias veces la figura hasta lograr el fin deseado. Las nuevas técnicas de análisis pictórico como los rayos X, la luz ultravioleta o los infrarrojos, así como la termografía y otras técnicas sofisticadas, permiten descubrir todas las correcciones y retoques realizados por los artistas antes de terminar su obra.

Los antiguos fotógrafos retocaban ya sus imágenes mediante lápices, pinceles y otros artilugios. Antes de la aparición del color, las fotografías se pintaban a mano mediante tinturas, pinturas, "crayons" y anilinas especiales. En el laboratorio analógico, el fotógrafo también retocaba parte de sus positivos mediante “reservas“ artificiales hechas con plantillas o usando las manos durante la ampliación; luego se aplicaban productss químicos para lograr todo tipo de correcciones y efectos. El resultado final era cionsecuencia de un retoque y alteración constante. aspecto final diferente. Con el tiempo se utilizaron aerógrafos para aplicar efectos y correcciones a las imágenes fotográficas. Hoy en día esto se ha substituido por los programas informáticos, siendo el más popular el llamado Photoshop. El uso de estas herramientas requiere una habilidad y talento especial para conseguir retoques de gran calidad. Esta labor no debe menospreciarse ya que forma parte del bagaje técnico del creador de imágenes.

La Fotografía siempre está en constante creatividad y movimiento, como todo arte, y para mantener este ritmo alocado de infinitos registros, utiliza todos los medios que la realidad le brinda desinteresadamente. Según las definiciones que aparecen en los diccionarios oficiales, retocar es perfeccionar los detalles de una cosa o arreglar los daños que ha sufrido una obra de arte para reconstruirla. Lo que llamamos retoque o ajuste es pues, una forma mas de trabajar la imagen en su conjunto: la imagen nace en la mentalidad del artista quien la registra gracias a un proceso completo que abarca muchísimos pasos, cual de ellos mas importante, desde los cálculos de medición, hasta el arte final, sea analógico o digital.

El día que dejemos de ver la vida, las artes y las ciencias, como una serie de fragmentos encorsetados, marcadas por las leyes inmovilistas de la sociedad humana y sus disciplinas, entonces aprenderemos a ver la vida sin limitaciones, sin estrecheces que nublan los caminos de la creación. Ese es el quid de los creadores libres y reales.

KarlFM.-